09.02 – El día de la Pizza – *días del año*

¿Sabías que febrero es el mes de Cocinar en Familia por Diversión?

Febrero es el #BakeForFamilyFun month… Así que, ¿qué mejor que unirnos tres generaciones a divertirnos cocinando, y celebrando además el Día Internacional de la Pizza? 🙂 Suena delicioso, ¿a que sí?

Este rico carbohidrato, adorado por tantos alrededor del mundo, ha llegado a ser honrado de incontables maneras, desde logos o camisetas, ¡hasta tatuajes o propio día! Elegida como comida favorita por muchos, y a lo largo de la vida, la pizza conquista el corazón de la mayoría de los habitantes de este planeta que han podido darse el gusto de darle un buen bocado.

Historia de la Pizza

El plato más consumido del mundo nació en Nápoles, Italia, entre los siglos XVII y XVIII. En la literatura romana y griega se mencionan platos similares, como el plakous de la Antigua Grecia, un pan aplanado con hierbas, cebolla, ajo y queso; pero no es hasta el año 997 AC que se encuentra el término pizza en un texto latino en Gaeta, Italia.

Teóricamente, pizza proviene de pinsa, del verbo pinsere, que en italiano significa aplastar o presionar – manera en la que se elabora la masa de la pizza.

El internacional plato italiano se trata de un pan plano elaborado con harina de trigo, agua, sal y levadura, y cubierto con tomate y queso, como ingredientes base, para luego ser horneado.

Aún cuando los españoles importaron el tomate desde América, éste no formó parte de la receta durante muchos años, pues se creía un alimento venenoso. Más tarde, a finales del siglo XVIII, se introdujo como ingrediente de la pizza en las áreas pobres de Nápoles, para luego permanecer como parte esencial de la receta. El queso fue añadido posteriormente, en 1889.

Tipos de pizza

Hay varios tipos de pizza en el mundo.

Con su título de STG, Specialità Tradizionale Garantita (Especialidad Tradicional Garantizada), la pizza napoletana verace artigianale (pizza napolitana auténtica artesanal), es la única con denominación de origen, reconocida como producto agroalimentario tradicional italiano por la Unión Europea desde febrero de 2010.

La pizza Margarita, una de las más tradicionalmente consumidas, fue inventada por Raffaele Esposito, cocinero de la pizzería Brandi, quien creó una pizza condimentada con tomate, mozzarella y albahaca, representando los colores de la bandera italiana, para honrar a la entonces reina de Italia, Margarita de Saboya.

Con el paso del tiempo, la pizza se extendió por el mundo, gracias a la inmigración italiana, alrededor del siglo XX. De ahí nacieron también pizzas como la internacionalmente conocida Chicago Deep-Dish Pizza, la New York Pizza, o la pizza Hawaiiana, para algunos una aberración y para otros un manjar (aún no recuerdo haber conocido a muchos que se encuentren en un término medio), al tener piña tropical incluida (¡invento alemán! Por lo que se dice por ahí…).

Fun Facts (curiosidades)

Salud.- Según estudios científicos (1997, 2012), la pizza contribuye a la prevención del cáncer. ¿Por qué? Los tomates contienen licopeno, un químico antioxidante que protege contra el cáncer (el cual les da su color rojo). Cuando el tomate está cocido, y acompañado de aceite de oliva y queso, por lo visto, su eficacia aumenta… Además, el orégano de la pizza desprende un compuesto llamado carvacrol, el cual elimina las células tumores de la próstata. Fantásticos descubrimientos de tan magnífico alimento.

Matemáticas.- Existe el teorema de la pizza. El cual dice que “si una pizza es dividida en ocho trozos, obtenidos mediante cuatro cortes que pasan por un punto común y forman un ángulo de 45º entre ellos, entonces la suma de las áreas de los trozos alternos son iguales”. Vamos, que si se hacen bien las particiones en cruz, los pedazos serán del mismo tamaño, y habrá justicia al repartir la deliciosa pizza… 😉

Economía.- Como hecho curioso, o fun fact, existe una pizza de unos 8300 euros, considerada la pizza más cara del mundo, llamada Luigi XII, y creada por Renato Viola. ¿Por qué tan cara? Quizás por sus condimentos: harina biológica, sal rosa australiana, langosta, tres tipos de caviar, ocho tipos de queso, coñac… Quizás porque va acompañada de una botella de champán Clos du Pensil 1995 Krug, valorada en unos 1000 euros… Quizás porque se elabora en la casa del cliente…

La cosa es que, sea como fuere, la pizza es más que un alimento. La pizza es un fenómeno social.

Así, hoy 9 de febrero, será lo más apropiado llevar a cabo una sencilla elaboración artesanal (sin horno de piedra – y al alcance de todos los lectores), y disfrutar del día de la pizza, preparando y consumiendo una buena pizza casera… hecha, por supuesto, con mucho amor. 😉

Preparando los ingredientes de la base (harina, agua, sal y levadura), y amasando hasta alcanzar una textura consistente y elástica; dejando la masa en reposo, para luego expandirla (ya sea en el aire, o ayudados de un rodillo); chorrito de aceite de oliva; extenderla y ponerle tomate, ingredientes al gusto, y queso; hornearla… y disfrutarla.

Su receta y elaboración sencillas la hacen asequible a muchos, y divertida de cocinar en casa, también con peques. Salvan cumpleaños, cenas improvisadas, y hacen que un día de trabajo pase a ser mucho más llevadero.

Ahora, a celebrar el día de la pizza, ¡no esperen más! 🙂 Y ustedes, ¿cómo lo celebrarán?

Muchas gracias a mis colaboradoras especiales.

Conoce más *días del año* (#díamundialde) 🙂

Dejar una opinión