Gastronomía Neozelandesa – p. 1 – kiwi, Marmite, dulces y productos de desayuno

*actualizada*

Ya que el próximo 16 de octubre es el día mundial de la alimentación, sería genial comenzar la nueva sección sobre gastronomía. ¿Y qué mejor que compartiendo sobre la comida de un país? Aquí van algunas pequeñas curiosidades sobre la gastronomía neozelandesa. 🙂 ¡Qué aprovechen!

La comida en Nueva Zelanda…

Kiwi

Cuidado con el kiwi, que en Nueva Zelanda no se refiere tan sólo a la fruta, sino también al animal (que no se come, y está en peligro de extinción) y a la persona (el neozelandés no-maorí).

Conocido como la fruta de Nueva Zelanda por ser el primer país con plantaciones comerciales de la misma, no es originario de allí, ya que sus semillas fueron importadas desde China. Hay numerosísimas plantaciones en el país (como la famosa Hayward, en Avondale), y es uno de los mayores y el más importante exportador del mundo.

El kiwi es una fruta dulce, jugosa, y rica en vitamina C, recubierta por un exterior peludito que no se come y hay que cuidar de pelar bien. Se utiliza comúnmente en postres como la pavlova (ver abajo). Este alimento contiene actinidina, que es una enzima que ayuda al tránsito intestinal y la absorción de las proteínas, pero que puede también actuar como alérgeno para algunas personas, provocando picores de garganta, o dificultando la respiración (puede ocurrir anafilaxia).

Pavlova

La Pavlova es un postre de merengue y fruta típico de Nueva Zelanda, y muy muy dulce.

Históricamente, kiwis y australianos -como sucede en muchas ocasiones- han peleado por ver quién lo inventó primero. La publicación “The Pavlova Story: A Slice of New Zealand’s Culinary History” (“La historia de Pavlova: Un pedacito de la Historia Culinaria de Nueva Zelanda”), fue escrita por Helen Leach (antropóloga estudiosa de los alimentos, con varias publicaciones sobre la gastronomía neozelandesa), para demostrar que la receta más antigua jamás conocida fue publicada en Nueva Zelanda. El nombre del postre se cree que le fue puesto en honor a la bailarina Ana Pavlova tras uno de sus tours por Australia y Nueva Zelanda allá en los años veinte (1920s).

Yo he de añadir que, habiendo vivido primero en Australia, y luego en Nueva Zelanda, fue en el segundo en el que aprendí sobre este postre, y donde finalmente lo probé.

Marmite

Marmite, como su prima australiana Vegemite, es un producto que se ama o se odia. Es uno de los alimentos con más reacciones extremas y polarizadas que he probado -y animado a otros a probar 😉 -. Sólo he conocido un caso que ha quedado en el término medio del “ok, está bien” – y es la excepción que confirma la regla. Muchos perciben instantáneamente su fuerte olor a levadura, mientras que otros se pierden en la goma de rueda o el olor a petróleo incluso.

Se trata de un alimento para untar, de tonalidad marrón muy oscura, y hecho de extracto de levadura, un subproducto de la elaboración de la cerveza. Se comercializó en Nueva Zelanda a comienzos del siglo XX por la compañía Sanitarium Health Food Company.

En Nueva Zelanda, en uno de mis trabajos, aprendí que en los centros infantiles, se les da a los pequeños Marmite untada sobre pan y con queso, para que se vayan acostumbrando al sabor desde pequeños.

¿Te atreves a probarla?

Weet-Bix

Weet-Bix es como un bizcochito hecho de trigo, usado como cereal de desayuno e incluso como alternativa al pan, inventado por el australiano Bennison Osborne a inicios del siglo XX. Por causas de marketing, su amigo neozelandés Malcolm Ian Macfarlane sugirió trasladar el producto a Nueva Zelanda, donde tuvo tal acogida, que se establecieron fábricas en Auckland y Christchurch, y se comercializó en gran manera.

Más tarde, crearon la versión británica, Weetabix, que es más conocida para los que crecimos en este otro lado del mundo.

Para el viajero, la marca blanca de este producto, y la avena, son dos de las opciones más energéticas y económicas para comenzar el día. Ambos productos se pueden encontrar en cualquier supermercado. También es muy común ver estos dos alimentos en casa de todo kiwi.

Avena

La curiosidad que se me presentó con la avena fue yo nunca antes le tuve interés. En mi tiempo en Nueva Zelanda, descubrí el porridge, desayuno backpacker por excelencia. La avena se mezcla con agua caliente (también se puede mezclar con leche), y se hace una pasta que da mucha energía. La mejor manera es añadiéndole algo de azúcar morena o miel, fruta, y dejarlo un poco acuoso, para que quede bien bueno. Personalmente, probándolo con cacao en polvo (como buena amante del chocolate), para mi sorpresa, no me resultó tan agradable como las opciones previamente comentadas.

(google.com)

Anzac biscuits

Los Anzac biscuits son galletas (biscuits y no cookies) dulces, populares en Australia y Nueva Zelanda. Se hacen con avena, harina, azúcar, mantequilla, sirope dorado, bicarbonato sódico, agua hirviendo y de manera opcional, coco disecado.

Los Anzac biscuits están asociados con el Australian and New Zealand Army Corps” (Cuerpos del Ejército Neozelandés y Australiano), establecido en la Primera Guerra Mundial. Las mujeres enviaban estos bizcochitos -originalmente duros- a sus soldados, porque estaban hechos de ingredientes no fácilmente perecederos, y aguantarían las largas distancias de transporte naval. La terminología “Anzac” está protegida por leyes australianas y neozelandesas, y no se puede utilizar a nivel comercial sin permiso del Ministerio de Asuntos de Veteranos, y el Gobierno General, respectivamente, a no ser que los “biscuits” sigan la receta original y no se vendan nunca como “cookies”.

Para hacerlos, se puede seguir fácilmente la receta que viene en la parte trasera de los paquetes de avena (oat).

Chocolate fish

O peces de chocolate, aún más curioso en español.

Se trata de unos dulces de chocolate que suelen poner cuando pides chocolate de beber para llevar, o que dan a los niños por hacer las cosas bien, siguiendo el dicho kiwi de “give that kid a chocolate fish” (dale a ese niño un pez de chocolate). Tienen forma de pez, y un tamaño de cinco a ocho centímetros, están recubiertos de chocolate simulando incluso las escamas, y en su interior tienen nube de color rosa o blanca.

La marca más conocida que produce estos dulces es Cadbury.

Pinneaple lumps

Los Pinneaple lumps son también dulces tipo golosina. En este caso, su interior tiene pedazos de piña artificiales, y está recubierto de chocolate.

Son naturales de Oamaru, Nueva Zelanda, y también conocidos como Kiwiana. Fueron inventados a inicios de los años cincuenta, con restos de producto sobrante de la creación de otras golosinas. Otro de estos inventos fue una versión anterior de los chocolate fish con nube de sabor de plátano.

Se venden en paquetes en las tiendas, como golosinas. Cuando yo los probé, me parecieron bastante duros, y chiclosos.

¿Has probado ya alguno de estos productos típicos de la gastronomía neozelandesa?

Dejar una opinión