Tarjeta Sanitaria Europea

publicado en: Europa, salud, trámites | 2

Gracias a los acuerdos de la Unión Europea, el libre tránsito llega a ampliarse a la libre atención médica dentro de los estados miembros, permitiendo recibir las prestaciones sanitarias necesarias por medio de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), y en igualdad de condiciones a los asegurados del país en el que se utilice, habiendo en casos un co-pago o porcentaje de gastos no reintegrables.

La tarjeta es un documento individual e intransferible, con validez en los siguientes países:

CONSEJO: haz clic en tu país de procedencia para ser dirigido al espacio web oficial de su sistema sanitario, y obtener tu TSE.

– Países que son parte de la Unión Europea:

Alemania,

Austria,

Bélgica,

Bulgaria,

Chipre,

Croacia,

Dinamarca,

Eslovaquia,

Eslovenia,

España,

Estonia,

Finlandia,

Francia,

Grecia,

Hungría,

Irlanda,

Italia,

Letonia,

Lituania,

Luxemburgo,

Malta,

Países Bajos,

Polonia,

Portugal,

República Checa,

Rumania,

Suecia.

– Países que son parte del Espacio Económico Europeo (EEE):

Islandia,

Liechtenstein,

Noruega,

– Como parte de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC [EFTA en inglés]):

Suiza

– Condiciones especiales:

Reino Unido (Escocia, Gales, Inglaterra, Irlanda del Norte)

Con esta tarjeta tendrás el derecho a recibir asistencia médica en tu estancia temporal en cualquiera de los estados mencionados anteriormente, y no si el desplazamiento es por mudanza (para eso necesitas el formulario S1), o para la obtención de algún tipo de tratamiento especial. Para esto último, el Servicio de Salud tendría que proveerte de un informe favorable en tu país de origen (por medio del Instituto Nacional de la Seguridad Social [INSS], o el Instituto Social de la Marina [ISM]). Cabe saber que algunos de los beneficios de la tarjeta incluyen proveer servicios para enfermedades crónicas existentes, embarazo o parto.

Es importante saber que:

⇒ Es una tarjeta que se obtiene de manera gratuita.

Generalmente, la TSE es válida por DOS años, la puedes solicitar por internet, y normalmente tarda unos 10 días en llegar a tu casa.

⇒ No garantiza servicios gratuitos, ya que el sistema sanitario varía de un país a otro. Garantiza ser tratado en igualdad de condiciones, con los mismos derechos que los locales.

No es una alternativa a un seguro de viaje, ya que no cubre la sanidad privada, requerimientos y/ o beneficios específicos de un viaje, propiedad perdida o robada, retrasos en vuelos, repatriación, etc. 

Cientos de millones de europeos usan esta tarjeta.

⇒ Si solicitas la TSE, las autoridades locales están obligadas a proveerla o, en caso de no hacerlo, a facilitarte un certificado provisional si la tarjeta no está disponible inmediatamente. Si tienes dudas sobre tus derechos, por favor contacta con Asesoramiento Europeo.

¿Cómo reconocer las tarjetas?

La parte frontal de las tarjetas es igual en todos los países citados anteriormente, que es la misma de la portada de este artículo. La parte trasera cambia de un país a otro. Si la curiosidad te invade, aquí puedes ver los diseños publicados en la página oficial. Éstos son algunos ejemplos:

¿Quieres tu tarjeta?

Más info aquí y aquí.

 

¿Necesitas seguro de viaje? Mira algunas razones por las que deberías obtenerlo, aquí.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.