Working Holiday Visa NZ

Working Holiday Visa NZ

Hay varias maneras de conocer un nuevo país: yendo de visita, mudándose para trabajar, por medio de un viaje de negocios, y tantas otras más. Una de las formas que pueden utilizarse para conocer la hermosa tierra de la gran nube blanca es por medio del visado Working Holiday Visa.

La WHV

La Working Holiday Visa (visado de trabajo y vacaciones, o vacaciones trabajadas, de ahora en adelante, WHV) es un visado que permite a jóvenes de diversos países del mundo conocer un nuevo país, dándoles la oportunidad de trabajar en el mismo para auto-financiarse sus viajes, y también de estudiar (todo esto, con ciertas limitaciones). Dependiendo del país de destino, y del país de procedencia del solicitante, estos visados se rigen por condiciones diferentes.

En el caso de España, y a día de hoy, los nacionales pueden disfrutar de los acuerdos existentes con Nueva Zelanda (-30), Canadá (-35), y la recién añadida Australia (-30).

En el caso que nos concierne vamos a centrarnos en Nueva Zelanda, que es la que he vivido de primera mano. Aquí podrás encontrar toda la información oficial según Inmigración Nueva Zelanda para todos los países con los que tienen acuerdos.

Requisitos y sistema de petición

Los españoles deben tener entre 18 y 30 años en el momento de solicitar este visado, lo obtendrán por el periodo máximo de un año, y sin poder trabajar para la misma compañía más de tres meses, ni trabajar más de seis en total. Se consigue por rapidez. Sí, señores, por rapidez. Los 200 españoles que completen el proceso de solicitud más rápidamente, serán aquellos a los que les sean otorgadas las plazas. Primero se paga. Luego solicitarán un chest X-Ray (radiografía de la caja torácica – por un médico reconocido por ellos) para verificar que no se haya tenido tuberculosis, se envía, y en breve tiempo responderán haciendo saber si la visa ha sido o no otorgada al solicitante. Esto se sabe una vez se efectúe el pago, con lo que siempre cabe la posibilidad de que si no se consigue, se pierda el dinero.

En mi caso fue bastante curioso porque cumplí nuestro querido dicho de “a la tercera va la vencida”. El primer año que intenté aplicar, no sabía realmente cómo se hacía, me conecté como una hora después de que se abriera el scheme, como dicen ellos, y ni supe cómo hacerlo todo porque era un poco lío. El segundo año ya me había informado mejor, e hice todo el proceso… pero cuando llegué al final, había tardado unos quince o veinte minutos en total, y ya era demasiado tarde. Nunca llegué al punto del pago. Para el tercer año había encontrado la web de Favio Mazzola, unargentinoporelmundo, quien es exactamente lo que dice su web, y explica perfectamente cómo sacar la WHV paso a paso. A mí me sirvió tanto que el tercer año terminé mi solicitud en tres o cuatro minutos y, como ya se habrán dado cuenta, fui una de las 200 españolas más rápidas y conseguí mi visa. Cabe tener en cuenta que Favio explica todo con los datos de Argentina (por ejemplo, ellos pueden solicitar este visado hasta los 35 años), pero lo recomiendo y es muy sencillo, para aquél que esté interesado.

Obtención de la Working Holiday Visa

Las fechas para la petición anual, las podemos ver en el Spain Working Holiday Scheme. *** PARA 2017 será nuestro 18 de ABRIL de 2017, y costará 208 NZD ***

 

Trámites

Para aquél que crea que los viajeros vivimos una vida sencilla, sin responsabilidades ni problemas, ya les voy avisando de que no podría estar más equivocado. Cierto es que hay de todo en la viña del Señor, pero les advierto que, tanto para el que apoya este estilo de vida, como para el que no, la vida en viaje no es pura diversión y momentos entrete. Al comenzar de cero una y otra vez, y centrándonos en este momento en la parte técnica, hay muchos trámites que se deben seguir. Les guío un poco por los que se deben realizar para con NZ, tanto previo a la partida, como una vez allá.

  • PASAPORTE

Bien, este punto es un tanto obvio, ya que al salir de los países que forman parte del acuerdo de Schengen, o incluso mejor, al salir de España, se necesita pasaporte. El pasaporte en España puede ser expedido en comisarías de la Policía Nacional. Fuera de España, todo trámite deberá ser realizado en las embajadas de España en el exterior (siempre tener el contacto de la embajada cuando se viaje al extranjero).

Hay dos puntos que deseo destacar, pues me he visto en el caso, quizás por despiste, o por cambio de planes una vez en el país.

Expedir el pasaporte desde una embajada cuesta el doble que en casa. Así pues, renovar el pasaporte en la embajada de España en Nueva Zelanda, en la actualidad, cuesta 48’60 NZD (New Zealand Dollars, la moneda de acá). Informan de que tardará en llegar aproximadamente un mes, aunque a veces, y con suerte, puede llegar en dos semanas. Para poder hacer el trámite, uno debe trasladarse a la capital del país, Wellington*, para poder realizar todos los trámites en persona, y grabar sus huellas dactilares. Deben también acudir con dos fotos actuales tamaño pasaporte, y se puede pagar en efectivo. Aquí pueden encontrar más información.

Otro punto a tener en cuenta es la caducidad del pasaporte. A veces uno no aprende algo hasta que no se ve en el caso. Cuando vine a Nueva Zelanda, mis ideas originales eran diferentes a las que tuve una vez me quedé en el país, y no di importancia a que mi pasaporte caducara casi al final de mi estancia en el país… saldría antes, y listo. Hasta que quise viajar al extranjero. Es MUY conveniente siempre consultar la página de exteriores del Gobierno de España, pues cuenta con una sección denominada Fichas por países, en la cual informan de todo lo que se necesita para entrar en el país, y recomendaciones sobre la estancia, consejos y peligros.

  • CARNET DE CONDUCIR

Para visitar o mudarse a Nueva Zelanda con la WHV es MUY recomendable tener el carnet de conducir. Las distancias se hacen demasiado largas si no se cuenta con coche y, a excepción de las ciudades de Auckland y Wellington, si no se tiene coche… la llevas cruda, pues el transporte público no es el mejor, y se puede hacer aburrido el no poderse mover de un lugar por no tener vehículo propio. Para mí, el coche es la mejor manera para recorrer este hermoso país.

¿Qué hacer antes de salir de España? Suponiendo que uno posee la licencia de conducción nacional, sacarse el carnet de conducir internacional (en la DGT). Es como un librito pequeño donde está todo traducido a muchos idiomas, y cuesta tan sólo 10’10€, dura un año y es válido alrededor del mundo. Este mismo documento vale como traducción de la licencia original a la hora de pedir el carnet de conducir neozelandés, sin tener que hacer (y pagar por) traducciones oficiales.

Para hacer la conversión de la licencia, una vez en Nueva Zelanda, cabe tener en cuenta que necesitamos tener con nosotros nuestro permiso original, y su traducción al inglés. Los españoles (¡bien!) no tenemos que hacer exámenes de adaptación, ni teórico ni práctico, para convertir nuestra licencia. Eso sí, es necesario que estudiemos bien las normas del país y cómo conducir. No debe olvidarse que en Nueva Zelanda, el asiento del conductor está a la derecha, y se conduce por la izquierda, y la velocidad máxima a lo largo de todo el país es de 100km/h (lo sé, un tanto lentos para nosotros). La conversión, o endorsement, la haremos en AAVTNZ o VINZ (Auckland, Lower Hutt, Christchurch y Dunedin solamente), tras rellenar el formulario pertinente, y cuesta poco más de 50NZD.

 

UNA VEZ EN NUEVA ZELANDA…

  • El famoso IRD

El IRD es lo equiparable al Número de la Seguridad Social en España o el Social Security Number de los Estados Unidos. Lo necesitarás sí o sí si estarás en NZ con un visado que te permita trabajar. En este link tienes todo lo que necesitas saber sobre tu IRD. Para solicitarlo, se rellena el ir595 y, junto con originales y fotocopias de un documento de categoría A (ej. pasaporte) y uno de categoría B (ej. carnet de conducir internacional), se acude a la oficina del IRD/AA/post office y se completa el registro. Es muy sencillo (advierto, como casi todo trámite en este país, que parece demasiado sencillo). Yo acudí a la oficina de correos, lo envié y listo. Teóricamente envían una carta con el número del IRD en 8-10 días. A mí, y muchos que conozco, nos tardó más. Así que es siempre recomendable que sea de lo primero que se realice al llegar al país, pues sin él, por ejemplo, pondrán mayores dificultades a la hora de abrir una cuenta bancaria. Otro consejo con respecto a este trámite es llamarlos por teléfono a la semana de haberlo solicitado. Muchas veces (y en mi caso) se puede obtener el IRD antes por teléfono, y posteriormente recibir la carta (que se debe guardar).

Lo que se debe saber sobre las tasas (taxes) o impuestos, como internacional que va a Nueva Zelanda a trabajar, se puede encontrar en el siguiente link en la web del Inland Revenue – Te Tari Taake (siempre mirar: ird.govt.nz).

  • the BANK

Como en cada país que conozco, en NZ hay también una gran variedad de bancos… ANZ, BNZ, Kiwi Bank, Westpac, ASB, HSBC, TSB Bank… Previo a abrir mi cuenta, yo me centré en recopilar información sobre los cinco primeros, que son más famosos. Aunque conozco a gente que no le va o ha ido mal con Westpac o ASB, una buena amiga que lleva viviendo unos tres años en el país, y ha experimentado un poco con varios bancos, me comentó que no eran muy buenos, y los terminé por descartar. El BNZ no me pareció que tuviera planes muy friendly para el extranjero, o para lo que yo buscaba, y decidí centrarme en el ANZ y el Kiwi Bank. El primero, es conocido por tener mayores sucursales a lo largo de todo el país, y el segundo por estar asociado al Post Office (la oficina de correos – de hecho, en el mismo salón se encuentran ambos, con una pequeña oficina separada para la sección del banco), con lo que donde haya correos, habrá Kiwi Bank.

Cuando busqué información para abrir mi cuenta, yo estaba segura de que quería un checking (cuenta corriente) y un savings (cuenta de ahorro), que quería el más alto interés, banca online, no tener costo por mantenimiento de la cuenta, y poder cerrar todo cuando me pareciera, sin estar obligada a tener permanencia… y a ser posible, no tener que pagar por la tarjeta de débito. En Nueva Zelanda es popular la tarjeta “EFTPOS“, un nombre no muy fácil de pronunciar, y aún así, es también su nombre coloquial. Esta tarjeta es para compras en comercios y para sacar dinero de los cajeros, no tiene chip ni código de seguridad en la parte trasera, y no se puede utilizar para compras por internet. Como un año antes de mudarme, llegó al país la nueva tarjeta de débito, hecho por el cuál los kiwis andaban emocionados, y que a mí me llamó mucho la atención, pues es la típica tarjeta de débito con chip que tenemos en España desde hace años. También como novedad, este año, sus tarjetas tienen ese invento para deslizarla sobre un lector para pagar (también nosotros ya lo teníamos). Curiosidades y diferencias aparte, la EFTPOS es gratuita, y la de débito generalmente se paga (a excepción de Kiwi Bank en algunas circunstancias), unos diez dólares aproximadamente.

Comparando pros y contras, finalmente me decidí por ANZ, ya que me puso además muchas más facilidades para abrir mi cuenta que KiwiBank (posteriormente oí varias veces eso de que se lo ponen difícil a los clientes para abrirse una cuenta). Siempre me ha ido bien. Tengo lo que quería, y una cuenta especial de ahorro extra. El servicio es excelente, muy atentos y educados, y la banca online funciona muy bien.

  • cambio de MONEDA / MONEY EXCHANGE

Casi me salto este pequeño capítulo. Yo había estado en Nueva Zelanda cuatro años atrás, de visita, con lo que tenía algunos dólares para mi llegada al aeropuerto, aparte de que las tarjetas españolas funcionan aquí, aunque cobren intereses. Con el pasar de un par de semanas y varias experiencias, descubrí lo siguiente:

Lo mejor es hacerse una transferencia bancaria del banco español al banco kiwi, y a partir de ahí, olvidarse de comisiones y gastos extras. Por esto es muy importante abrirse la cuenta bancaria cuanto antes, lo que implica sacarse el IRD cuanto antes ;).

Cuando se vaya a cambiar dinero, preguntar en varios lugares. Hasta ahora, y por mi experiencia, en Auckland, el exchange rate mejor lo dan los Flight Centres, en su sección de money exchange… pero el truco es el siguiente: uno pregunta en varias oficinas, obtiene los rates, vuelve con ellos al Flight Centre, donde le ofrecen una oferta mayor, y uno se lleva más dinero cambiado de lo que le ofrecían originalmente. En Christchurch experimenté lo mismo en el mall de Riccarton, pero ahí fueron los famosos Money Exchange los que ofrecían ganar a la competencia (en este caso, Flight Centre), ofreciendo algo mejor, aunque tan sólo fuera un dólar más, al cambiar dinero kiwi por dinero extranjero (en este caso, rupias y dólares americanos).

  • TELÉFONO

Al igual que con los bancos, hay variedad de compañías telefónicas: Vodafone, Spark (la antigua Telecom), 2degrees, o Skinny, la hermana pequeña de Spark, sin tienda física, sólo online.

Lo mejor, y lo que utiliza toda persona que he conocido, sea kiwi o sea extranjero, son los planes de prepago. Con ellos, la compañía te ofrece una cantidad de minutos a NZ y Australia, sms y datos de internet por una cantidad de dinero dependiendo de lo anterior. Los sms son gratuitos, de todos los teléfonos a todos los teléfonos (móviles, claro), y es por ello que uno siempre se encontrará a los kiwis enviando mensajes de textos en vez de llamando o utilizando WhatsApp. El mejor plan, que es además el que tiene la mayoría, es el conocido como el de 19NZD, ya que tanto Vodafone, como Spark y 2degrees, tienen un plan por 19 dólares con similares características, 100 minutos, 500 megas (poco para lo que estamos acostumbrados nosotros, pero es lo común aquí, así que ¡a tirar del wifi!) y sms ilimitados. Y alguna oferta específica dependiendo de las compañías. Skinny tiene el mismo plan por 16NZD, y trabaja bajo la cobertura de Spark. Las tarjetas telefónicas hay que comprarlas, a excepción de las de 2degrees, que pueden conseguirse de forma gratuita en los hostels. La mayoría de los planes de prepago son carry-over, es decir, que lo que no uses un mes, se te pasa para el siguiente y se te acumula, lo cual es una ventaja.

Yo comencé con Skinny, mientras vivía en Auckland. La cobertura funcionaba bien, y me ahorraba un par de dólares. Sin embargo, un par de meses después, tuve que cambiar de compañía, pues nada más salir de la ciudad de Auckland -me pasó en Waiheke, y también en mi viaje por Northland-, perdía la cobertura… y me explicaron que era por incompatibilidad entre mi terminal y el tipo de banda que utilizaba la compañía Skinny. Así pues, a finales de agosto me cambié a Vodafone, la compañía que sí operaba bien con mi terminal telefónico, y no tuve jamás ninguna queja, al contrario, siempre supieron solucionar los problemas de manera muy eficaz. Vodafone tiene también minutos gratuitos a otros Vodafone durante el fin de semana, y los Fantastic Fridays, dando special deals durante el fin de semana para disfrutar a lo largo de toda la semana. Más de una vez pude aprovechar cientos de minutos de llamadas al extranjero (incluida España, a donde yo llamé), por tan sólo ¡dos dólares! Además, tienen el every top-up wins, que significa que cada vez que uno añade dinero para cargar el móvil, Vodafone nos premia con algo. Así que, yo contenta, y no cobro comisión… 😉

 

¡OJO!

El número de urgencias del país es el 111. Y les dejo también un link a la Policía nacional (police.govt.nz); y a dos páginas kiwis que ayudan a prepararse para la llegada: NZReady y el Operation Manual de immi NZ.

Un saludo, espero que les sirva, y have fun in KIWI-land 😉

 

 

4 Respuestas

  1. Thanks, great article.

  2. Muy buen artículo. Informas sobre temas que me había costado encontrar en otros blogs sobre Nueva Zelanda como el del carnet de conducir. Muchas gracias.

    Por cierto, no sé si conoces Transferwise pero quizás sea conveniente para pasarte el dinero de tu cuenta española a tu cuenta neozelandesa (una vez abierta). Cobran una comisión muchísimo menor que los bancos y dependiendo de la cantidad ingresada. No sé si funciona en Nueva Zelanda.

Dejar una opinión