The Remarkables, Nueva Zelanda

De segundo aniversario me encuentro de ese momento en el que descubrí este maravilloso rincón de Nueva Zelanda que me brindó uno de los más bellos atardeceres de mi vida. Un rinconcito por descubrir, escondido, donde solas contemplábamos la partida del Sol mi amiga y yo, rodeadas de un silencio que calmaba las almas y llenaba de alegría el corazón, por tanta belleza. Estábamos ante una de las mejores imágenes que he visto en este hermoso país, una de las más hermosas puestas de Sol jamás vista, trescientos sesenta grados. Agradecida a Dios por la vida y por aquello de lo que aquél día fueron testigos mis ojos. Y decía… Es probable que haya visto todos los colores existentes hoy. Y curioso aun más que viera un arcoíris, pues no había caído ni una sola gota del cielo. Además, el pacto multicolor se presentaba doble, y casi vertical, interrumpido por nubes y rayos. Rayos extraños que parecían venir del Sol, que en realidad se estaba poniendo a 180º. Las nubes, las montañas, los colores, los lagos, e incluso las construcciones humanas encajaban a la perfección. Todo creaba un sentido, un paisaje coordinado y definido. Con el río de arenas movidillas (y no sé si movedizas), y el pequeño aeropuerto que acercaba a este paraje de ensueño. Tan agradecida me sentí. Te recomiendo: ven a verlo y a vivirlo. 😉 THE REMARKABLES The Remarkables (que se traduciría como Las Extraordinarias) es una cadena montañosa que se encuentra en la isla sur de Nueva Zelanda, frente a Queenstown y Frankton, asomándose imponente sobre el lago Wakatipu. Se encuentra en la región de Otago, y su punto más alto es Double Cone, con 2319m de altitud. Se dice que estas montañas deben su nombre a Alexander Garvie, quien en 1857-58 las quiso destacar por conformar una de únicas dos cadenas montañosas del mundo que se extienden directamente de Norte a Sur. Sin embargo, otras acepciones dan la responsabilidad del nombre a los primeros colonos de Queenstown, quienes la llamaron extraordinaria tras observar anonadados estas montañas durante un hermoso atardecer, para así describir las vistas. Sinceramente, esta acepción la puedo verificar, pues The Remarkables forman parte de la imagen que me cautivó para decidir vivir en Queenstown durante un buen tiempo de mi estancia, y elegirla como town (ciudad-pueblo) a la que volvería a vivir si regresase por un tiempo al país.  The Remarkables, y concretamente el punto desde el que vimos el atardecer, es la base de la zona de esquí con el mismo nombre: Remarkables Skifield (parte de NZSki). Durante el invierto, esquí, snowboard y otras actividades de invierno toman lugar en esta hermosa cordillera. La zona para estas actividades cubre más de dos kilómetros cuadrados de terreno (2.2km²), el cual está dividido en 30% para principiantes, 40% para intermedios, y 30% para avanzados, y cuenta con siete telesillas. Es un área perfecta para esquiar o hacer snowboard en invierno, y para caminar y disfrutar durante el buen tiempo. ¿QUIERES SABER MÁS SOBRE NUEVA ZELANDA?    

Gastronomía Neozelandesa – p. 1 – kiwi, Marmite, dulces y productos de desayuno

*actualizada* Ya que el próximo 16 de octubre es el día mundial de la alimentación, sería genial comenzar la nueva sección sobre gastronomía. ¿Y qué mejor que compartiendo sobre la comida de un país? Aquí van algunas pequeñas curiosidades sobre la gastronomía neozelandesa. 🙂 ¡Qué aprovechen! La comida en Nueva Zelanda… Kiwi Cuidado con el kiwi, que en Nueva Zelanda no se refiere tan sólo a la fruta, sino también al animal (que no se come, y está en peligro de extinción) y a la persona (el neozelandés no-maorí). Conocido como la fruta de Nueva Zelanda por ser el primer país con plantaciones comerciales de la misma, no es originario de allí, ya que sus semillas fueron importadas desde China. Hay numerosísimas plantaciones en el país (como la famosa Hayward, en Avondale), y es uno de los mayores y el más importante exportador del mundo. El kiwi es una fruta dulce, jugosa, y rica en vitamina C, recubierta por un exterior peludito que no se come y hay que cuidar de pelar bien. Se utiliza comúnmente en postres como la pavlova (ver abajo). Este alimento contiene actinidina, que es una enzima que ayuda al tránsito intestinal y la absorción de las proteínas, pero que puede también actuar como alérgeno para algunas personas, provocando picores de garganta, o dificultando la respiración (puede ocurrir anafilaxia). Pavlova La Pavlova es un postre de merengue y fruta típico de Nueva Zelanda, y muy muy dulce. Históricamente, kiwis y australianos -como sucede en muchas ocasiones- han peleado por ver quién lo inventó primero. La publicación «The Pavlova Story: A Slice of New Zealand’s Culinary History» («La historia de Pavlova: Un pedacito de la Historia Culinaria de Nueva Zelanda»), fue escrita por Helen Leach (antropóloga estudiosa de los alimentos, con varias publicaciones sobre la gastronomía neozelandesa), para demostrar que la receta más antigua jamás conocida fue publicada en Nueva Zelanda. El nombre del postre se cree que le fue puesto en honor a la bailarina Ana Pavlova tras uno de sus tours por Australia y Nueva Zelanda allá en los años veinte (1920s). Yo he de añadir que, habiendo vivido primero en Australia, y luego en Nueva Zelanda, fue en el segundo en el que aprendí sobre este postre, y donde finalmente lo probé. Marmite Marmite, como su prima australiana Vegemite, es un producto que se ama o se odia. Es uno de los alimentos con más reacciones extremas y polarizadas que he probado -y animado a otros a probar 😉 -. Sólo he conocido un caso que ha quedado en el término medio del «ok, está bien» – y es la excepción que confirma la regla. Muchos perciben instantáneamente su fuerte olor a levadura, mientras que otros se pierden en la goma de rueda o el olor a petróleo incluso. Se trata de un alimento para untar, de tonalidad marrón muy oscura, y hecho de extracto de levadura, un subproducto de la elaboración de la cerveza. Se comercializó en Nueva Zelanda a comienzos del siglo XX por la compañía Sanitarium Health Food Company. En Nueva Zelanda, en uno de mis trabajos, aprendí que en los centros infantiles, se les da a los pequeños Marmite untada sobre pan y con queso, para que se vayan acostumbrando al sabor desde pequeños. Weet-Bix Weet-Bix es como un bizcochito hecho de trigo, usado como cereal de desayuno e incluso como alternativa al pan, inventado por el australiano Bennison Osborne a inicios del siglo XX. Por causas de marketing, su amigo neozelandés Malcolm Ian Macfarlane sugirió trasladar el producto a Nueva Zelanda, donde tuvo tal acogida, que se establecieron fábricas en Auckland y Christchurch, y se comercializó en gran manera. Más tarde, crearon la versión británica, Weetabix, que es más conocida para los que crecimos en este otro lado del mundo. Para el viajero, la marca blanca de este producto, y la avena, son dos de las opciones más energéticas y económicas para comenzar el día. Ambos productos se pueden encontrar en cualquier supermercado. También es muy común ver estos dos alimentos en casa de todo kiwi. Avena La curiosidad que se me presentó con la avena fue yo nunca antes le tuve interés. En mi tiempo en Nueva Zelanda, descubrí el porridge, desayuno backpacker por excelencia. La avena se mezcla con agua caliente (también se puede mezclar con leche), y se hace una pasta que da mucha energía. La mejor manera es añadiéndole algo de azúcar morena o miel, fruta, y dejarlo un poco acuoso, para que quede bien bueno. Personalmente, probándolo con cacao en polvo (como buena amante del chocolate), para mi sorpresa, no me resultó tan agradable como las opciones previamente comentadas. Anzac biscuits Los Anzac biscuits son galletas (biscuits y no cookies) dulces, populares en Australia y Nueva Zelanda. Se hacen con avena, harina, azúcar, mantequilla, sirope dorado, bicarbonato sódico, agua hirviendo y de manera opcional, coco disecado. Los Anzac biscuits están asociados con el «Australian and New Zealand Army Corps» (Cuerpos del Ejército Neozelandés y Australiano), establecido en la Primera Guerra Mundial. Las mujeres enviaban estos bizcochitos -originalmente duros- a sus soldados, porque estaban hechos de ingredientes no fácilmente perecederos, y aguantarían las largas distancias de transporte naval. La terminología «Anzac» está protegida por leyes australianas y neozelandesas, y no se puede utilizar a nivel comercial sin permiso del Ministerio de Asuntos de Veteranos, y el Gobierno General, respectivamente, a no ser que los «biscuits» sigan la receta original y no se vendan nunca como «cookies». Para hacerlos, se puede seguir fácilmente la receta que viene en la parte trasera de los paquetes de avena (oat). Chocolate fish O peces de chocolate, aún más curioso en español. Se trata de unos dulces de chocolate que suelen poner cuando pides chocolate de beber para llevar, o que dan a los niños por hacer las cosas bien, siguiendo el dicho kiwi de «give that kid a chocolate fish» (dale a ese niño un pez de chocolate). Tienen forma de pez, y un tamaño de cinco a ocho centímetros, están recubiertos de chocolate simulando incluso las escamas, y en su interior tienen nube de color rosa o blanca. La marca más conocida

Working Holiday Visa NZ – trámites a tu llegada

Previamente, en travelOgrafa… Working Holiday Visa NZ – ¿qué es y cómo se obtiene? Esta es la segunda parte sobre la Working Holiday Visa en Nueva Zelanda. Ya tendrás tus trámites hechos previa la salida de tu país. Pero… UNA VEZ EN NUEVA ZELANDA… Hay varios trámites para realizar. Y ellos son: El famoso IRD El IRD es lo equiparable al Número de la Seguridad Social en España, o el Social Security Number de los Estados Unidos. Lo necesitarás sí o sí si estarás en NZ con un visado que te permita trabajar. En este enlace tienes todo lo que necesitas saber sobre tu IRD. Para solicitarlo, se rellena el ir595 y, junto con originales y fotocopias de un documento de categoría A (ej. pasaporte) y uno de categoría B (ej. carnet de conducir internacional – mira este enlace para más info), se acude a la oficina del IRD/AA/post office y se completa el registro. Es muy sencillo (advierto, como casi todo trámite en este país, que parece demasiado sencillo). Yo acudí a la oficina de correos, lo envié y listo. Teóricamente envían una carta con el número del IRD en 8-10 días. A mí, y muchos que conozco, nos tardó más. Así que es siempre recomendable que sea de lo primero que se realice nada más al llegar al país, pues sin él, por ejemplo, pondrán mayores dificultades a la hora de abrir una cuenta bancaria. Otro consejo con respecto a este trámite es llamarlos por teléfono a la semana de haberlo solicitado. Muchas veces (y en mi caso) se puede obtener el IRD antes por teléfono, y posteriormente recibir la carta (que se debe guardar). *actualización* – ahora también es posible solicitar el IRD en este enlace, escogiendo la opción de «Apply for individual IRD number«. De esta manera, tan sólo tardan en responder dos días por correo electrónico o mensaje de texto (sms), y 12 días por correo ordinario. Lo que se debe saber sobre las tasas (taxes) o impuestos, como internacional que va a Nueva Zelanda a trabajar, se puede encontrar en el siguiente enlace en la web del Inland Revenue – Te Tari Taake (siempre mirar: ird.govt.nz). the BANK Como en cada país que conozco, en NZ hay también una gran variedad de bancos… ANZ, BNZ, Kiwi Bank, Westpac, ASB, HSBC, TSB Bank… Previo a abrir mi cuenta, yo me centré en recopilar información sobre los cinco primeros, que son más famosos. Aunque conozco a gente que no le va o ha ido mal con Westpac o ASB, una buena amiga que lleva viviendo unos tres años en el país y ha experimentado un poco con varios bancos, me comentó que no eran muy buenos, y los terminé por descartar. El BNZ no me pareció que tuviera planes muy friendly para el extranjero, o para lo que yo buscaba, y decidí centrarme en el ANZ y el Kiwi Bank. El primero, es conocido por tener mayores sucursales a lo largo de todo el país, y el segundo por estar asociado al Post Office (la oficina de correos – de hecho, en el mismo salón se encuentran ambos, con una pequeña oficina separada para la sección del banco), con lo que donde haya correos, habrá Kiwi Bank. Cuando busqué información para abrir mi cuenta, yo estaba segura de que quería un checking (cuenta corriente) y un savings (cuenta de ahorro), que quería el más alto interés, banca online, no tener costo por mantenimiento de la cuenta, y poder cerrar todo cuando me pareciera, sin estar obligada a tener permanencia… y a ser posible, no tener que pagar por la tarjeta de débito. En Nueva Zelanda es popular la tarjeta «EFTPOS«, un nombre no muy fácil de pronunciar, y aún así, es también su nombre coloquial. Esta tarjeta es para compras en comercios y para sacar dinero de los cajeros, no tiene chip ni código de seguridad en la parte trasera, y no se puede utilizar para compras por internet. Como un año antes de mudarme, llegó al país la nueva tarjeta de débito, hecho por el cuál los kiwis andaban emocionados, y que a mí me llamó mucho la atención, pues es la típica tarjeta de débito con chip que tenemos en España desde hace años. También como novedad, este año, sus tarjetas tienen ese invento para deslizarla sobre un lector para pagar -el swipe– (también nosotros ya lo teníamos). Curiosidades y diferencias aparte, la EFTPOS es gratuita, y la de débito generalmente se paga (a excepción de Kiwi Bank en algunas circunstancias), unos diez dólares aproximadamente. Comparando pros y contras, finalmente me decidí por ANZ, ya que me puso además muchas más facilidades para abrir mi cuenta que KiwiBank (posteriormente oí varias veces eso de que se lo ponen difícil a los clientes para abrirse una cuenta). Siempre me ha ido bien. Tengo lo que quería, y una cuenta especial de ahorro extra. El servicio es excelente, muy atentos y educados, y la banca online funciona muy bien. *Una nueva curiosidad es que, en promoción y gratuitamente, permitían cambiar tu tarjeta común por una personalizada con la propia imagen que eligieras. Eso, para un fotógrafo o apasionado de la fotografía, es una super ventaja además ¡muy divertida! Ya se imaginan mi decisión… 😉 cambio de MONEDA / MONEY EXCHANGE Casi me salto este pequeño capítulo. Yo había estado en Nueva Zelanda cuatro años atrás, de visita, con lo que tenía algunos dólares para mi llegada al aeropuerto, aparte de que las tarjetas españolas funcionan aquí, aunque cobren intereses. Con el pasar de un par de semanas y varias experiencias, descubrí lo siguiente: Lo mejor es hacerse una transferencia bancaria del banco español al banco kiwi, y a partir de ahí, olvidarse de comisiones y gastos extras. Por esto es muy importante abrirse la cuenta bancaria cuanto antes, lo que implica sacarse el IRD cuanto antes ;). Cuando se vaya a cambiar dinero, es bueno preguntar en varios lugares. Hasta ahora y por mi experiencia, en Auckland, el exchange rate mejor lo dan los Flight Centres, en su sección de money exchange… pero el truco es el siguiente: uno pregunta

Trámites para viajar-vivir en el extranjero (WHV NZ)

Trámites Para aquél que crea que los viajeros vivimos una vida sencilla, sin responsabilidades ni problemas, ya les voy avisando de que no podría estar más equivocado. Cierto es que hay de todo en la viña del Señor, pero les advierto que, tanto para el que apoya este estilo de vida, como para el que no, la vida en viaje no es pura diversión y momentos entrete. Al comenzar de cero una y otra vez, y centrándonos en este momento en la parte técnica, hay muchos trámites que se deben seguir. Les guío un poco por los que se deben realizar para con Nueva Zelanda (ver WHV NZ), tanto previo a la partida, como una vez allá. PASAPORTE Bien, este punto es un tanto obvio, ya que al salir de los países que forman parte del acuerdo de Schengen, o incluso mejor, al salir de España, se necesita pasaporte. El pasaporte en España puede ser expedido en comisarías de la Policía Nacional. Fuera de España, todo trámite deberá ser realizado en las embajadas de España en el exterior (siempre tener el contacto de la embajada cuando se viaje al extranjero). Hay dos puntos que deseo destacar, pues me he visto en el caso, quizás por despiste, o por cambio de planes una vez fuera de mi país. Factor económico Expedir el pasaporte desde una embajada cuesta el doble que en casa. Así, renovar el pasaporte en la embajada de España en Nueva Zelanda, en la actualidad (dato de 2015-2016), cuesta 48’60 NZD (New Zealand Dollars, la moneda de acá). Informan de que tardará en llegar aproximadamente un mes, aunque a veces, y con suerte, puede llegar en dos semanas. Para poder hacer el trámite, uno debe trasladarse a la capital del país, Wellington*, para hacerlo todo en persona, y grabar sus huellas dactilares. Deben también acudir con dos fotos actuales tamaño pasaporte, y se puede pagar en efectivo. Aquí pueden encontrar más información. Factor temporal Otro punto a tener en cuenta es la caducidad del pasaporte. A veces uno no aprende algo hasta que se ve en el caso. Cuando vine a Nueva Zelanda, mis ideas originales eran diferentes a las que tuve una vez me quedé en el país, y no di importancia a que mi pasaporte caducara casi al final de mi estancia en el país… saldría antes, y listo. Hasta que quise viajar al extranjero. Es MUY conveniente siempre consultar la página de exteriores del Gobierno de España, pues cuenta con una sección denominada Fichas por países, en la cual informan de todo lo que se necesita para entrar en el país, y recomendaciones sobre la estancia, consejos y peligros. CARNET DE CONDUCIR Para visitar o mudarse a Nueva Zelanda con la WHV es MUY recomendable tener el carnet de conducir. Las distancias se hacen demasiado largas si no se cuenta con coche y, a excepción de las ciudades de Auckland y Wellington, si no se tiene coche… la llevas cruda, pues el transporte público no es el mejor, y se puede hacer aburrido el no poderse mover de un lugar por no tener vehículo propio. Para mí, el coche es la mejor manera para recorrer este hermoso país. ¿Qué hacer antes de salir de España? Suponiendo que uno posee la licencia de conducción nacional, sacarse el carnet de conducir internacional (en la DGT). Es como un librito pequeño donde está todo traducido a muchos idiomas, y cuesta tan sólo 10’10€, dura un año y es válido alrededor del mundo. Este mismo documento vale como traducción de la licencia original a la hora de pedir el carnet de conducir neozelandés, sin tener que hacer (y pagar por) traducciones oficiales. Para hacer la conversión de la licencia, una vez en Nueva Zelanda, cabe tener en cuenta que necesitamos tener con nosotros nuestro permiso original, y su traducción al inglés. Los españoles (¡bien!) no tenemos que hacer exámenes de adaptación, ni teórico ni práctico, para convertir nuestra licencia. Eso sí, es necesario que estudiemos bien las normas del país y cómo conducir. No debe olvidarse que en Nueva Zelanda, el asiento del conductor está a la derecha, y se conduce por la izquierda, y la velocidad máxima a lo largo de todo el país es de 100km/h (lo sé, un tanto lentos para nosotros). La conversión, o endorsement, la haremos en AA/ VTNZ o VINZ (Auckland, Lower Hutt, Christchurch y Dunedin solamente), tras rellenar el formulario pertinente, y cuesta poco más de 50NZD. ¿QUIERES SABER MÁS DE NZ?

Working Holiday Visa NZ – ¿qué es y cómo se obtiene?

Hay varias maneras de conocer un nuevo país: yendo de visita, mudándose para trabajar, por medio de un viaje de negocios, y tantas otras más. Una de las formas que pueden utilizarse para conocer la hermosa tierra de la gran nube blanca es por medio del visado Working Holiday Visa. La WHV La Working Holiday Visa (visado de trabajo y vacaciones, o vacaciones trabajadas, de ahora en adelante, WHV) es un visado que permite a jóvenes de diversos países del mundo conocer un nuevo país, dándoles la oportunidad de trabajar en el mismo para auto-financiarse sus viajes, y también de estudiar (todo esto, con ciertas limitaciones). Dependiendo del país de destino, y del país de procedencia del solicitante, estos visados se rigen por condiciones diferentes. En el caso de España, y a día de hoy, los nacionales pueden disfrutar de los acuerdos existentes con Nueva Zelanda (-30), Canadá (-35), y la recién añadida Australia (-30). En el caso que nos concierne vamos a centrarnos en Nueva Zelanda, que es la que he vivido de primera mano. Aquí podrás encontrar toda la información oficial según Inmigración Nueva Zelanda para todos los países con los que tienen acuerdos. Requisitos y sistema de petición Los españoles deben tener entre 18 y 30 años en el momento de solicitar este visado, lo obtendrán por el periodo máximo de un año, y sin poder trabajar para la misma compañía más de tres meses, ni trabajar más de seis en total. La única manera de poder ampliar la visa tres meses más (15 meses en total) es si se trabajan tres meses en el campo (en granjas, plantaciones, y otras variantes). La forma de aplicar para tal ampliación es hacer la solicitud por medio de este enlace (si necesitas ayuda con los criterios de renovación, hazme saber). Nueva Zelanda concede a los españoles 200 visados anuales. Se consiguen por rapidez. Sí, señores, por rapidez. Los 200 españoles que completen el proceso de solicitud más rápidamente, serán aquellos a los que les sean otorgadas las plazas. Primero se paga. Luego solicitarán un chest X-Ray (radiografía de la caja torácica – que debe hacer un médico reconocido por immigration NZ) para verificar que no se haya tenido tuberculosis. Se envía. Y en breve tiempo responderán haciendo saber si la visa ha sido o no otorgada al solicitante. Esto se sabe una vez se efectúe el pago, con lo que siempre cabe la posibilidad de que si no se consigue, se pierda el dinero. Para solicitar la WHV debe además tenerse al menos 4200 dólares neozelandeses para vivir en el país durante la estancia. Eso sí, recomiendo vivir la experiencia completa, y trabajar durante el tiempo del visado, al menos un mínimo. En mi caso fue bastante curioso porque cumplí nuestro querido dicho de “a la tercera va la vencida”. El primer año que intenté aplicar, no sabía realmente cómo se hacía, me conecté como una hora después de que se abriera el scheme, como dicen ellos, y ni supe cómo hacerlo todo porque era un poco lío. El segundo año ya me había informado mejor, e hice todo el proceso… pero cuando llegué al final, había tardado unos quince o veinte minutos en total, y ya era demasiado tarde. Nunca llegué al punto del pago. Para el tercer año había encontrado la web de Favio Mazzola, unargentinoporelmundo, quien es exactamente lo que dice su web, y explicaba perfectamente cómo sacar la WHV paso a paso. A mí me sirvió tanto que el tercer año terminé mi solicitud en tres o cuatro minutos y, como ya se habrán dado cuenta, fui una de las 200 españolas más rápidas, y conseguí mi visa. Cabe tener en cuenta que Favio explica todo con los datos de Argentina (por ejemplo, ellos pueden solicitar este visado hasta los 35 años), pero me fue igualmente genial. Obtención de la Working Holiday Visa Las fechas para la petición anual, las podemos ver en el Spain Working Holiday Scheme. *** PARA 2017 será nuestro 18 de ABRIL de 2017, y costará 208 NZD *** ***PARA 2018 será nuestro 18 de ABRIL de 2018*** Aquí tienen los datos para todos los países hispanohablantes que a día de hoy [actualización de entrada en enero de 2018] pueden solicitar la WHV en NZ. Si clican en el país, irán al enlace oficial de inmigración de Nueva Zelanda. Perú 18-30 años, 100 por año – Las solicitudes abren el 14 de agosto de 2018 a las 10:00 am (hora NZ) Chile 18-35 años, 940 por año – Las solicitudes abren el 11 de octubre de 2018 a las 10:00 am (hora NZ) España 18-30 años, 200 por año – Las solicitudes abren el 19 de abril de 2018 a las 10:00 am (hora NZ) México 18-30 años, 200 por año – Las solicitudes abren el 21 de marzo de 2018 a las 10.00 am (hora NZ) Uruguay 18-35 años, 200 por año – Las solicitudes abren el 25 de octubre de 2018 a las 10:00 am (hora NZ) Argentina 18-35 años, 1000 por año – Las solicitudes abren el 19 de septiembre de 2018 a las 10:00 am (hora NZ) 1 Primero hay que abrirse un perfil en la web de Immigration New Zealand. Tan sólo hay que clicar en el icono de la personita, y aparecerá el mensaje de seleccionar tipo de visa. Se selecciona la «Working Holiday Visa» y aparece la siguiente ventana, con el mensaje «login or create account». Este paso te llevará al «log in» aquí: Ahi elegirás poner tu usuario y contraseña; o crearlo (en el enlace de la izquierda, «create an account»), si aún no la tienes. Te pedirá: – Nombre (s) – tal cuál estén en tu pasaporte – Apellido (s) – tal cuál estén en tu pasaporte – Correo electrónico – Usuario (inventar nombre de usuario) – Contraseña (de entre 7 y 15 caracteres, que contenga al menos tres de las siguientes opciones: minúsculas, mayúsculas, números, y caracteres especiales de puntuación) – Confirmar la contraseña – Elegir pregunta secreta – Responder pregunta secreta Seleccionas la casilla, y das a «register» (registrar). 2 Ir a

Ir al contenido